Decálogo para una atención Bucodental de calidad


Decálogo para una atención bucodental de calidad

1. La colegiación es obligatoria, por eso si lo solicitas a tu dentista, deberá facilitarte su número de colegiado. Hay personas que se hacen pasar por dentistas y sin embargo, no tienen ni la titulación, ni la formación adecuadas para ejercer. Saber su número te permite comprobar que está titulado y ejerce de manera oficial

2. Exige que sea un dentista quién diagnostique tu patología oral. El dentista es la única persona cualificada para establecer un diagnóstico y prescribir un tratamiento . 3. Lo normal es que el responsable de tu tratamiento sea siempre el mismo dentista, si no es así, puedes pedir que lo sea. En algunos casos, el cambio constante del profesional que te atiende puede suponer que no hay un equipo fijo y coordinado, una peor atención e incluso un fraude profesional. 4. Es el dentista el que de debe explicar el plan de tratamiento íntegramente y no un comercial. El dentista es el la persona responsable y cualificada para realizar tu tratamiento, por eso este debe ajustarse a un criterio médico y nunca comercial. 5. Es importante que tu dentista te ofrezca un trato amable y cercano, y que veas en el a alguien en quien puedes depositar tu confianza y tu salud bucodental. El trato con el paciente es un aspecto fundamental en la atención bucodental, así que no dudes en preguntar e informar a tu dentista de tus dudas o temores 6. Observa si existen medidas de higiene y esterilización básicas, no permitas que tu salud oral se trate en ínfimas condiciones. Existen unas normas de higiene obligatorias, su incumplimiento puede ocasionar problemas graves para tu salud 7. Exige que sea un dentista el que manipule personalmente las prótesis dentales en tu boca. Aunque hay otros profesionales implicados en tu tratamiento, hay determinadas prácticas que solamente puede realizar el dentista 8. No te dejes influenciar por la publicidad y los tratamientos gratuitos, con seguridad los terminarás pagando. En muchas ocasiones existen prácticas de publicidad engañosa por eso debes exigir que te expliquen todas las condiciones del tratamiento o servicio antes de realizarlo 9. No creas en los tratamientos garantizados de por vida, ni tus propios dientes cuentan con esa garantía. No es posible garantizar un tratamiento para siempre, por eso también es importante acudir a una revisión al menos una vez al año.

10. Un buen servicio no requiere campañas publicitarias. La mejor publicidad la hace el paciente satisfecho, que ha recibido una buena atención y un buen tratamiento.

Entradas destacadas
Entradas recientes